Por: Virginia Marturet


Para quienes se desarrollan y desempeñan en distintos tipos de compañías (pymes, empresas nacionales, multinacionales, emprendimientos) es decir, para Todos!! Es de vital importancia el conocer y reconocer las aptitudes y actitudes que cada uno tiene para relacionarse con los demás.

Reconociendo el valor del “Uno solo llega más rápido, pero bien acompañado llega más lejos”, se pueden detectar e internalizar ciertas cualidades que no solo serán muy valiosas para sentirnos mejor y más a gusto en el trato diario; sino que también aportaran excelentes resultados con el entorno: Resultados muy valorados.

Somos personas, seres humanos que necesitamos del contacto con los demás para enriquecernos, es por ello muy importante considerar como nos desenvolvemos en ese ámbito del mundo empresarial.

Por eso en esta oportunidad me gustaría hablar de Los Jefes y yendo más allá de la jerarquización, de Los Lideres. Porque debemos tener siempre presente que “Los demás harán lo que tú quieres, en la medida en que tú des a los demás lo que ellos quieren”. Se trata de un intercambio en el que debemos estar dispuestos a dar para recibir y así lograr el tan preciado y beneficioso: ganar-ganar.

Y si nos metemos en la piel del empleado, son muchos los que se quejan de su jefe. Incluso, en algunas oportunidades (la gran mayoría) el motivo por el que se abandona un puesto de trabajo o una compañía es El jefe!  Por lo que además de valores indispensables como liderazgo, capacidad de trabajar bajo presión o similares, los empleados consideran muy valiosas otras actitudes, menos evidentes pero igualmente importantes, como el respeto, la comunicación y la humildad, entre otros.

Entonces, ¿qué debe tener un buen líder? ¿Qué cualidades le deberían caracterizar para no ser mal considerado por sus empleados? Hoy te invito a compartir las 10 cualidades que definen al jefe “ideal” según la consultora de Recursos Humanos Randstad, ¿estás de acuerdo?

Las 10 cualidades que definen al jefe “ideal”:

De Iprofesional.com,  diario digital.

1. Pertenencia a un grupo. El líder debe comportarse como un miembro más del equipo y tiene que transmitir un objetivo común al resto de personas que se encuentran bajo su supervisión.

2. Capacidad de comunicación. La comunicación debe de ser fluida y transparente y por supuesto debe de primar la honestidad hacia el equipo. Esta comunicación también debe de ser directa y respetuosa.

3. Ejemplo a seguir. El equipo debe de notar la ilusión de su superior en lo que desempeña y debe de encontrar en él un referente no sólo de su trabajo y hacia el resto de compañeros.

4. Estandarte de la compañía. El líder tiene que trasladar los valores y la visión de la compañía para hacer que sus colaboradores se sientan parte importante de ella.

5. Motivador. El líder debe de saber motivar para reforzar las carencias e impulsar los puntos fuertes de cada uno de sus colaboradores para ayudarles en su formación profesional.

6. Promotor del cambio. La creatividad y la innovación tienen que ser dos pilares fundamentales en la gestión del líder y para estar preparados para los cambios.

7. Conciliador. No sólo debe comunicarse con su equipo de forma continua y efectiva sino que tiene que promover la buena relación dentro de él. Para ello, son esenciales la comprensión a la hora de entender a los demás y su capacidad de diálogo. El líder no impone sus opiniones, sino que tiene que convencer a sus colaboradores.

8. Capaz de aprender de los demás. El líder no tiene miedo a rodearse de los profesionales más aptos para aprender de ellos y conocer el mejor resultado en aquello que hacen.

9. Saber delegar. Al no temer a sus colaboradores, el líder debe aprender a delegar y confiar en ellos a la hora de realizar el trabajo.

10. Capacidad de resolución. Reducir los problemas a lo realmente importante y tomar decisiones asumiendo las consecuencias de sus ideas. Tiene que saber coordinar el tiempo de trabajo y eliminar aquellas tareas innecesarias.

Ya lo mencionaba Daniel Goleman, periodista y psicólogo, un alto nivel de Inteligencia Emocional es vital como característica de los líderes más eficaces. Asumiendo que la Inteligencia emocional es aquella que se compone de: autoconciencia, autocontrol, motivación, empatía y habilidades sociales.

Ser Líder, se puede aprender, es solo cuestión de voluntad para cambiar. “Lo oí y lo olvidé, lo vi y lo entendí, lo hice y lo aprendí” Confucio

Una última frase para dejar en claro cuál es el espíritu que diferencia a un Jefe de un Líder: “Lo de tener poder es como lo de ser una señora. Si tienen que recordárselo a la gente, malo.” Margaret Thatcher.